DISOL NAVY

Solvente dieléctrico de baja volatilidad. Para mantenimiento general de motores y tableros. Baja toxicidad.

DISOL R7

Solvente dieléctrico para limpieza de plaquetas, circuitos, contactores y elementos delicados de robótica.

DISOL R9

Solvente dieléctrico para limpieza de plaquetas, circuitos, contactores y elementos delicados de robótica. Al evaporarse deja una película aceitosa que proteje la superficie.

DISOL S-55

Solvente dieléctrico de alta volatilidad. Alto poder de desplazamiento de agua. Para limpieza de motores y tableros en funcionamiento. No inflamable.

Please reload

Un solvente dieléctrico es un compuesto o mezcla de compuestos químicos que tienen la particularidad de poseer una rigidez dieléctrica elevada, lo que significa que mantienen su comportamiento como aislantes hasta voltajes muy altos, en otras palabras, tienen una muy baja conductividad eléctrica.

Dentro de la variedad de compuestos que cumplen con estas características, se pueden diferenciar los que poseen alta o baja volatilidad, densidad, toxicidad, grado de inflamabilidad, poder de solvencia.

Para las aplicaciones industriales, los de alta volatilidad generalmente son de alta densidad y no inflamables. Si bien su uso es amplio, su máximo aprovechamiento es en situaciones de emergencia, a modo correctivo. Cuando plaquetas, tableros eléctricos o motores han quedado fuera de funcionamiento por contacto con agua o humedad, se aplican estos productos, que debido a su elevada densidad la desplazan, retiran y se secan rápidamente, permitiendo al equipo entrar en operación a la brevedad. Un caso a mencionar es que se puede sumergir un motor en funcionamiento para su limpieza, sin correr riesgo de incendio o cortocircuito.

Al mismo tiempo estos compuestos tienen alta capacidad desengrasante, por lo que pueden ser utilizados para limpieza por sopleteado en sectores donde el acceso manual es complicado.

Por ser solventes de alta volatilidad, estos tienen la contraindicación de saturar rápidamente el ambiente donde se los utiliza, por lo que hay que tomar las medidas de seguridad adecuadas, utilizarlos en lugares bien ventilados, contar con equipo de protección personal y cabina o manga de extracción en caso de ser necesario.

Los productos que cumplen con estas características son el DISOL S-55 y el DISOL SAFE.

Cuando nos referimos a los de baja volatilidad, su uso en general es preventivo y de mantenimiento. Son recomendados para limpieza y desengrasado de cualquier componente eléctrico o electrónico, en especial plaquetas y elementos delicados de robótica, ya que son “plásticos líquidos”. No afectan a ningún tipo de resina, plástico o barniz aislante, y al ser de baja volatilidad no resecan los componentes al evaporarse, además de permitir un mayor tiempo de trabajo antes de su evaporación.

Otra ventaja de estos compuestos en relación a los de alta volatilidad, es que demoran mucho tiempo en saturar el ambiente con sus vapores y son de baja toxicidad, por lo que pueden ser utilizados con mayor seguridad, y en lugares que no estén excesivamente ventilados.

Los productos que cumplen con estas características son el DISOL NAVY y el DISOL R7.