ALGUISAN C-15

Alguicida para control de algas en torres de enfriamiento.

ANTICONGELANTE

Para agua en distintos tipos de intercambiadores de calor y motores.

CO-01

Conservante para membranas de ósmosis inversa. Para periodos largo de desuso.

CO-02

Conservante para membranas de ósmosis inversa. Para periodos largo de desuso.

COFLOC 1020

Floculante.

COFLOC 2032

Floculante.

COFLOC 3054

Floculante.

DM-33-A

Antincrustante para calderas y torres de enfriamiento.

HIPOCLORITO DE SODIO 80GR/LT

Agua lavandina concentrada para desinfección general, potabilización de agua y uso en piscinas.

HZ-30

Inhibidor de corrosión. Secuestrante de oxígeno.

INHIBER HD

Inhibidor de corrosión. Secuestrante de oxígeno. Libre de hidracina.

INHIBER 4035

Inhibidor de corrosión. Neutralizante de dióxido de carbono. Control de pH. Para línea de vapor y condensado.

INHIBER AC-400

Inhibidor de corrosión para circuitos cerrados. Mix de sales para disolución in situ.

INHIBER COR

Inhibidor de corrosión para circuitos cerrados. Protege Fe-Al-Cu. Para todo tipo de motores. Uso 1-3%.

LO-01

Para limpieza de membranas de equipos de ósmosis inversa. Acido.

LO-02

Para limpieza de membranas de equipos de ósmosis inversa. Desengrasante.

LO-03

Para limpieza de membranas de equipos de ósmosis inversa. Humectante.

LO-04

Para limpieza de membranas de equipos de ósmosis inversa. Específico para limpieza de hierro y óxidos metálicos.

PH CONTROL AC

Regulador de pH para piscinas. Acidificante.

PH CONTROL AL

Regulador de pH para piscinas. Alcalinizante.

POLIFLOC FEII-FEIII

Coagulante base hierro.

POLIFLOC P

Floculante y clarificante para piscinas. Uso 1:200000.

TR-1 MIXTO

Desincrustante para limpieza de distintos circuitos. Calderas, torres de enfriamiento, intercambiadores de calor, etc.

TR-A

Antincrustante para equipos de ósmosis inversa.

TR-COMPLEX

Desincrustante para limpieza de distintos circuitos. Calderas, torres de enfriamiento, intercambiadores de calor, etc. Para desincrustado gradual con el equipo en funcionamiento.

TR-PSH

Desincrustante ácido. Base orgánica. Menos agresivo que los desincrustantes inorgánicos. Con inhibidor de corrosión.

TR-SP 25

Inhibidor de corrosión para calderas. Apto contacto directo alimenticio. No arrastrable en línea de vapor.

Please reload

En un gran número de procedimientos industriales se encuentran involucrados procesos de transferencia térmica, ya sea que se desee agregar energía al sistema o retirarla.

Para realizar estas operaciones se utilizan diversos equipos, tales como calderas, intercambiadores de calor, torres de enfriamiento, etc., con sus respectivas variantes de diseño en cada caso.

De todos modos, la mayoría de las veces y sin importar de que equipo se trate, el medio para la realización de dicha transferencia térmica es el AGUA, la cual presenta distintas composiciones en cuanto a su contenido, según la zona o fuente de donde se extraiga.

Los parámetros más importantes a considerar son el contenido salino (se mide como conductividad), dureza (presencia de calcio y magnesio), contenido de silicatos o cualquier otro ion con capacidad de incrustar, pH, oxígeno disuelto, y si se utiliza en procesos que entran en contacto directo con alimentos, análisis biológico.

Es muy importante conocer estos parámetros, ya que de eso dependerá si el agua tiene tendencia a incrustar, a corroer, a formar sedimento (lo que obliga a aumentar los ciclos de purga), etc.

Cuando se trata de incrustaciones, como problema principal se encuentra la pérdida de capacidad de transferencia térmica, ya que la capa de sarro formada es un aislante. Por esto, hay que utilizar mayor cantidad de energía para calentar el agua al mismo nivel que en una caldera nueva, o el fluido no llega a enfriarse lo suficiente en el caso de los procesos de enfriamiento. En una etapa más avanzada, se presenta el inconveniente de la incapacidad parcial o total de la circulación del agua por obstrucciones, debiendo cambiar las secciones de tubería afectadas, o el equipo completo.

En el caso de la corrosión, se presenta el inconveniente de debilitación en la estructura del equipo, pérdidas por picaduras, contaminación del producto por contacto con el agua de transferencia térmica, etc. Este inconveniente también lleva a elevados gastos en reemplazo de partes o de equipos completos.Elevar los ciclos de purga en el caso de las calderas, trae como inconveniente el agregado de agua fría al sistema, por lo que hay que utilizar un consumo extra de energía para llevarla a la temperatura de trabajo.Así mismo se pueden seguir numerando diversos inconvenientes ocasionados por la presencia de distintos componentes en el agua.

Para evitar estos problemas, se pueden adoptar una serie o secuencia de tratamientos, los cuales condicionan el agua para que no ocasione daños a los equipos y procesos.

El contenido salino y la dureza pueden reducirse con equipos de ósmosis inversa o ablandadores de agua con resinas mixtas, en caso de ser necesario. De todo modos la capacidad de control de los equipos disminuye con el uso, por lo que siempre queda presente una cantidad de iones que deben ser controlados con tratamiento químico. Para esto se utilizan polímeros de distintos tipos que hacen las veces de antincrustantes (preventivos) y desincrustantes (correctivos). Su selección dependerá de la cantidad de iones presentes, la temperatura de trabajo, si existe incrustación previa en el equipo, etc. Son productos que trabajan por efecto umbral porlo que su presencia en bajas dosis (pocas ppm), es suficiente para lograr el objetivo perseguido.

Cuando se trata de corrosión, generalmente el tratamiento es sólo químico. Para corregir el valor del pH se utiliza solución reguladora ácida o alcalina, según corresponda. De todos modos, el factor de corrosión más importante se encuentra en el contenido de dióxido de carbono y oxígeno en el circuito, ya que están presentes tanto en el agua, como en las líneas de vapor. Para controlar estos compuestos, se utilizan productos que reaccionan selectivamente con ellos, inhibiendo su capacidad de reaccionar con los metales presentes en los equipos. Estos inhibidores se agregan casi estequiométricamente al circuito, en relación a la presencia de los componentes a neutralizar, por lo que su rendimiento es elevado.

Por otro lado, en el caso de las torres de enfriamiento o intercambiadores de calor, se puede presentar un problema de biofouling. Este involucra el desarrollo de algas o líquenes en la superficie exterior de los tubos donde circula el agua que interviene en el proceso, disminuyendo significativamente la capacidad de transferencia térmica. Para esto se pueden utilizar productos alguicidas-funguicidas, sin factor corrosivo, de uso en bajas dosis, que previenen completamente la formación de estos depósitos.

Según lo mencionado anteriormente, hay productos que cumplen específicamente con cada función, y su selección varía según el proceso al que van a ser aplicados.

En ALPROS trabajamos hace más de 20 años en el desarrollo y aplicación de estos productos, mejorando año a año mediante la incorporación de nuevas tecnologías y materias primas.

Por esto, estamos dispuestos a brindarles el mejor asesoramiento al momento de proteger sus equipos, así como también la asistencia técnica necesaria para la compra de equipos nuevos, reemplazo de equipos y partes, determinación del estado de los mismos y cualquier otro requerimiento que se les presente referido a este tema.